La Autoridad Portuaria de Sevilla ha registrado un crecimiento del 14,8% en el tráfico ferroviario de mercancías, con un total de 489.231 toneladas. Su fuerte apuesta por la multimodalidad le ha permitido consolidar la línea Sevilla – Sines e incrementar su periodicidad hasta llegar a las seis conexiones ferroviarias semanales con el puerto portugués.

En total, a lo largo del año, se han movido 4,4 millones de toneladas en el puerto, manteniendo el equilibrio respecto a los resultados del pasado ejercicio. Los graneles sólidos han aumentado un 5,6% hasta alcanzar las 2.294.028 toneladas, y los líquidos un 9%, hasta las 293.337 toneladas.

En cuanto al tráfico de contenedores, ha repuntado un 0,5% hasta las 988.769 toneladas, de las que la mayor parte corresponden al tráfico con Canarias. Actualmente, el puerto ofrece tres salidas regulares hacia el archipiélago, una de ellas de Boluda Corporación Marítima y las otras dos de Containership.

Además, en 2019, la Autoridad Portuaria ha finalizado importantes infraestructuras en la Dársena del Cuarto, para poder trasladar la actividad portuaria hacia el sur y avanzar en la integración del Muelle de Tablada en la ciudad. También destacan las actuaciones referentes al anillo ferroviario y al vial interno que rodea todo el puerto, así como a la carretera que conecta los dos puentes de la esclusa.

Por otra parte, la ZAL ya se encuentra al 90% de ocupación y se está planificando el desarrollo de una segunda Zona de Actividad Logísticas.

La superficie otorgada en concesión en 2019 ha alcanzado los 50.108 m2 dedicados a la actividad logística, industrial y comercial, destacando dos nuevas concesiones en la ZAL, una para una nave de frigorífica y otra multicliente.