Dada su particular naturaleza, el transporte de productos farmacéuticos exige la aplicación de ciertas prácticas y protocolos para que lleguen a destino en las condiciones requeridas. Cualquier cambio en la temperatura, humedad o ventilación podría afectar a la calidad de los productos y sus propiedades.

Por este motivo, cada vez existen más soluciones en los diferentes modos de transporte adaptadas a las necesidades de este sector, en el que resulta fundamental que los envíos se realicen de manera rápida y efectiva, en equipos acondicionados expresamente para ello.

Además, se hace imprescindible la monitorización y control de los pedidos hasta su llegada, de modo que el cliente tenga la absoluta garantía de que se han mantenido en las condiciones adecuadas durante todo el proceso logístico.

En lo que se refiere al transporte terrestre, pueden encontrarse numerosos operadores que ofrecen estos servicios de valor añadido, como Tipsa, que cuenta con la Certificación GDP de Buenas Prácticas en la Distribución Farmacéutica, y ha adaptado su amplia red a las exigencias del sector.

Los contenedores isotérmicos que utiliza para el mercado farmacéutico permiten el transporte de productos a temperaturas de entre 15°C y 25°C, entre 2°C y 8°C o a -20°C, asegurando que se mantenga en estos rangos durante más de 120 horas.

Otra de sus claves es la posibilidad de monitorizar la mercancía con sondas que registran de forma automática la temperatura de los envíos.

Para facilitar las operaciones de distribución, ha adaptado los vehículos de su flota, que ofrecen un sistema de reporte continuado y aseguran la entrega de los productos en tiempo récord gracias a la capilaridad de su red.

Las nuevas restricciones de acceso han llevado al desarrollo de soluciones más respetuosas con el medio ambiente para el envío de productos del sector farmacéutico.

El cliente de este tipo de servicios puede conocer en cualquier momento dónde se encuentra su envío, puesto que se utilizan tecnologías basadas en balizas GPS.

Por otro lado, el operador dispone de cámaras refrigeradas en las plataformas de su red y zonas climatizadas en las llamadas agencias Farma para un exhaustivo control de la temperatura durante las 24 horas.

Asimismo, ha desarrollado procesos y normas operativas para garantizar la limpieza diaria tanto de sus instalaciones como de sus vehículos, además de planes de desinfección, desinsectación y desratización.

Otros servicios

Por su parte, DHL ofrece a sus clientes la solución DHL Pharma de transporte y distribución, que incluye un sistema de refrigeración en sus vehículos y cámaras con temperatura controlada en sus instalaciones, para que el producto se mantenga entre 5 y 25º C durante todo el proceso.

Operadores como Tipsa o DHL cuentan con soluciones específicas para el transporte de productos farmacéuticos a temperatura controlada.

Operadores como Tipsa o DHL cuentan con soluciones específicas para el transporte de productos farmacéuticos a temperatura controlada.

Otro operador centrado en este sector es DB Schenker, que promueve unos servicios fiables para el transporte de productos para compañías farmacéuticas y biotecnológicas, o fabricantes de dispositivos médicos.

El objetivo es garantizar la trazabilidad de los envíos, mediante soluciones para la cadena de frío que se adecuen a las diferentes normativas.

Última milla

En España, para hacer la distribución final a las farmacias, existene diferentes cooperativas, que en muchos casos han terminado uniéndose entre sí para obtener más ventajas y ganar cuota de mercado.

Entre ellas, se encuentra Cofares, que sigue ampliando sus rutas cada año para dar servicio al mayor número posible de oficinas de farmacia.

Actualmente, su red se compone de 35 almacenes y siete centros logísticos, aunque en 2019 ha abierto también una plataforma ‘on-line’ para la distribución de productos sanitarios.

Se trata de la primera cooperativa del sector en la actualidad, seguida de Bidafarma, que surgió de la unión de ocho. También sobresale en este ámbito Fedefarma, con un total de siete almacenes para la distribución farmacéutica.

Los productos parten del situado en Gavà hacia el resto de instalaciones, de modo que puedan disponer de stock de forma continuada y lleguen a las farmacias de su área de influencia a primera hora de la mañana.

Teniendo en cuenta las habituales restricciones en las zonas urbanas, el transporte hasta las farmacias puede suponer un auténtico desafío

En este sentido, teniendo en cuenta las ya habituales restricciones en las zonas urbanas, el transporte hasta las farmacias puede suponer en ocasiones un completo desafío. Por ello, Novaltia ha empezado a probar soluciones más respetuosas con el medio ambiente, como las bicicletas, para la distribución de sus pedidos.

Siempre a la vanguardia de la innovación, la cooperativa también trabaja en el proyecto Pharmadron, que evalúa la viabilidad de realizar con drones el reparto de medicamentos y otros productos farmacéuticos en zonas rurales, donde el acceso a farmacias y hospitales sigue siendo complejo. En EE.UU, UPS ya está utilizando esta tecnología para hacer entregas en hospitales, complementando su servicio de mensajería terrestre.

cuadro final noticias para enlace al especial