A falta de una regulación nacional, el transporte gallego pide al Gobierno autonómico que permita la apertura de las áreas de servicio ubicadas al pie de las carreteras de la región.

En este sentido, Fegatramer se ha dirigido a la Dirección General de Movilidad de la Xunta de Galicia para que autorice la apertura de la hostelería para servicio de los conductores profesionales del sector, tal y como se ha establecido en otras comunidades autónomas del país.

El sector del transporte de mercancías por carretera español reclama desde hace tiempo una armonización a nivel nacional de las medidas de cierre de las áreas de servicio, con el fin de que los chóferes puedan tener las cosas claras en sus rutas.

Sin embargo, ante el recrudecimiento de la situación sanitaria en esta tercera oleada de la pandemia de covid-19, cada comunidad autónoma ha establecido sus propias regulaciones regionales para intentar contener los contagios, con la cobertura del actual estado de alarma en vigor.

Las principales organizaciones empresariales del transporte del país estiman que la dispersión normativa pone en riesgo a los conductores profesionales y dificulta el abastecimiento de mercancía a la población en unos momentos en que se necesita mantener los servicios de distribución como una actividad esencial.