la diputación Foral de Guipúzcoa ha finalizado la instalación de los pórticos para el cobro de peajes a los camiones

La Asociación entiende que es discriminatorio que el peaje sea solamente para vehículos de más de 3,5 toneladas.

La Asociación Empresarial Guipuzcoana de Transporte de Mercancías por Carretera, Guitrans, ha manifestado su rechazo al proyecto de modificación de la norma foral que regula el peaje de la N-I y la A-15 y que supondrá un encarecimiento de los tránsitos internos, al plantear la no discriminación entre los usuarios de las vías, independientemente de su origen o destino.

Esto perjudicará directamente a los transportistas guipuzcoanos, tal y como señalan desde Guitrans, que lamenta no haber recibido una comunicación previa sobre este cambio, que ha conocido a través de los medios de comunicación.

La Asociación se ha posicionado en todo momento en contra de los peajes, alegando que el transporte paga vía impuestos 23.000 millones de euros al año, de los que más de 7.000 corresponden a impuestos específicos del sector. Entienden, por tanto, que esta aportación justifica por sí misma el uso que el transporte realiza de las infraestructuras.

Desde hace mucho tiempo, el sector no puede repercutir muchos de sus costes y arrastra «serios problemas de rentabilidad«, lo que limita su capacidad de inversión. De hecho, la inmensa mayoría de los transportistas guipuzcoanos no están consiguiendo trasladar a sus clientes el coste del peaje.

Un peaje «claramente discriminatorio«

Todo esto lleva a Guitrans a considerar «claramente discriminatorio» que el peaje sea solamente para vehículos de más de 3,5 toneladas, dado que el 56% de los que pasan por Echegárate son ligeros, cifra que se eleva al 84% en Andoain.

«Una vez más se endosa al transporte la responsabilidad de financiar las infraestructuras» dicen desde la Asociación, que no comparte el argumento esgrimido por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de que el sistema discrimina a los transportistas de fuera de Guipúzcoa.

Es más, asegura que son precisamente los transportistas guipuzcoanos los más perjudicados, dado que ya pagan por el mantenimiento de sus infraestructuras y ahora tendrán que hacerlo por el uso de la N-I y la A-15.

En este sentido, desde la Asociación valoran la labor del Comité Nacional de Transporte por Carretera, que ha llevado a los Tribunales a la Diputación Foral y ha recurrido la norma que regula este peaje, declarado ilegal. Será también este órgano el que decida las acciones a desarrollar una vez estudien la nueva «imposición» del peaje.