El transporte marítimo se enfrenta a un aumento de los costes operativos de los buques

Los salarios son ahora más elevados y la oferta de mano de obra disponible menor, a lo que se añade el tiempo requerido para la formación.

Lunes, 31/10/2022 por CdS

En 2027, será necesario cubrir unas 55.000 posiciones.

La demanda de marineros continúa al alza, a pesar de que se espera que el incremento de la oferta vaya debilitándose en un futuro cercano. Al mismo tiempo, continúa el problema de la inflación.

Todos estos factores, juntos, permiten a la consultora Drewry vaticinar un incremento salarial en el sector, que se reflejará en el aumento de los costes operativos de los buques.

La economía global experimentó un crecimiento asombroso en 2021, principalmente debido a unos niveles récord en el consumo en EEUU, y a las políticas desarrolladas por el Banco Central.

Los efectos secundarios han sido muy evidentes desde entonces, como por ejemplo, los cuellos de botella en la cadena de suministro o el aumento de los precios de cara al consumidor, que alcanza los dos dígitos en muchos países.

Los precios más altos de la energía debido a las sanciones derivadas de la guerra iniciada por Rusia en Ucrania han terminado de avivar el fuego. Es en este entorno en el que los operadores de buques deben descubrir cómo mantener los costes operativos en niveles aceptables y qué pueden esperar en los próximos años.

El coste de la mano de obra

Como se explica en el último informe de Drewry al respecto, que se publicará en los próximos días, la mayoría de los costes han aumentado y se espera que sigan incrementándose, siendo un elemento concreto el responsable de más de la mitad de los costes totales operativos diarios.

Se trata de la mano de obra. Si bien los lubricantes, las provisiones y otros equipamientos necesarios para una embarcación normalmente se pueden adquirir incluso si los precios son elevados, encontrar la tripulación adecuada parece cada vez más difícil.

Esto se explica no solamente porque los salarios sean ahora más elevados y la oferta disponible menor, sino por el tiempo requerido para la formación, especialmente en los rangos superiores.

Así, aunque incorporar más gente al sector puede resultar más sencillo por la disminución de los periodos de formación, se esperan mayores dificultades para la incorporación de profesionales a otros puestos de mayor capacitación.

Si bien el crecimiento de la oferta de marineros de rango se ha mantenido débil en los últimos años, con un crecimiento anual promedio del 0,8% desde 2018, la demanda está aumentando a a medida que se incrementa la flota de buques mercantes.

En este contexto, la consultora pronostica una mayor reducción de la disponibilidad de marineros, lo que se traducirá en mayores costos operativos y de mano de obra, aunque el impacto variará según el tipo de embarcación y los requisitos exigidos para los puestos superiores.

La escasez alcanzará niveles récord en 2027, cuando se estima que será necesario cubrir unas 55.000 posiciones, que representan más del 7% de la demanda total.