Un uso combinado de diversas tecnologías aporta grandes ventajas en la gestión de las cadenas de suministro.

En este sentido, el proyecto Sortlot estudia la aplicación conjunta de varias tecnologías punteras como blockchain, el internet de las cosas, arquitecturas distribuidas e Internet física, para mejorar las cadenas de transporte y logística.

La combinación de estos desarrollos permitirá introducir mejoras notables en diferentes aspectos, como por ejemplo, el intercambio seguro de datos y las garantías antifalsificación y de nivel de servicio que mejorarán la confianza entre los actores del sector.

De igual manera, el proyecto, en el que participa Transfesa Logistics, aumenta la transparencia gracias a la visibilidad en tiempo real, al tiempo que reduce la documentación y mejora la predicción de la demanda y la optimización en la oferta.

Las características principales de Sortlot se basan en cuatro puntos de actuación, como son la trazabilidad de extremo a extremo, la investigación de aplicaciones novedosas de tecnologías de inteligencia artificial y “Machine Learning, su aplicación a distintas cadenas de transporte y la generación de valor económico.

Para ello se analizará la aplicación comercial de estos pilotos tecnológicos a los productos software actuales que utilizan o comercializan los miembros del consorcio, así como en la gestión y optimización de los servicios de transporte y logística que realizan.