La pandemia ha marcado un 2020 en el que los operadores logísticos con actividad en España han visto cómo su volumen de negocio ha disminuido un 3% anual, hasta colocarse en los 4.775 millones de euros, según los registros del Observatorio DBK de Informa.

Por tipo de servicio, los ingresos derivados del almacenaje y otras operaciones en almacén registraron una caída de un 1,3% con respecto a 2019, para un total anual de 2.325 millones de euros, mientras que el segmento de transporte y distribución de las mercancías suma 2.450 millones de euros en todo un 202, un 4,7% menos que en 2019.

La caída en los volúmenes de los operadores logísticos se ha visto amortiguada el año pasado por el incremento de las ventas del canal on-line.

La industria alimentaria constituye el principal sector de demanda para los operadores logísticos y aporta un 40% de su volumen de negocio.

Así mismo, en 2020 se contabilizan alrededor de 200 operadores logísticos, pero, aunque el número de empresas presentes en el sector sigue creciendo, se mantiene la tendencia de concentración de la oferta, de forma que los diez primeros operadores reunieron en 2020 el 60% del volumen de negocio sectorial.

Por otra parte, se espera un efecto positivo de la reactivación de la actividad económica, especialmente a partir del segundo semestre de 2021, una vez que se vaya avanzando en la campaña de vacunación y se vaya recuperando una situación de cierta normalidad, que impulse el consumo y la producción industrial.