La ubicuidad, la facilidad y la comodidad son las principales ventajas que ofrece el comercio electrónico frente a las tiendas físicas.

Si a la propia capacidad del canal on-line para poder acceder desde prácticamente cualquier punto añadimos la capacidad de los teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles para conectarse a internet desde prácticamente cualquier lugar, el e-commerce alcanza casi la omnipresencia.

Precisamente el uso de los teléfonos móviles para acceder al canal on-line se configura, tras un par de años de fuerte crecimiento, como una de las tendencias que marcarán la evolución del comercio electrónico a lo largo de 2019, con el fin de aumentar la conversión en las ventas por internet, tal y como estima Packlink.

De igual modo, 2019 también verá cómo se incrementa el proceso de integración omnicanal entre las ventas on-line y la tienda física, algo que redunda en un mayor control de inventario y una actualización en tiempo real que facilita la relación con los clientes.

Además, 2019 verá una mayor internacionalización de las ventas de comercio electrónico, aprovechando el crecimiento de los servicios transfronterizos de paquetería y las facilidades que se van creando en Europa para este segmento.

Por último, el presente ejercicio para el comercio electrónico también verá un afianzamiento de los marketplaces, como un vector para la internacionalización de las empresas españolas del e-commerce, y la consolidación definitiva del ‘Black Friday’ como fecha clave para las compras on-line en España.