Abertis y Zurich Seguros incentivan el circular por autopista

Las autopistas se han encontrado con un acusado descenso de tráfico y con unos sobrecostes por el precio pagado por las expropiaciones de suelo.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, mantiene aún la «esperanza» de que pueda prosperar la solución que su Departamento diseñó y presentó para solventar la situación de quiebra en que se encuentran ocho autopistas de peaje.

«La propuesta sigue encima de la mesa y espero que todavía haya tiempo para llegar a un acuerdo«, ha declarado Pastor en su intervención en el foro de Nueva Economía.

Pastor ha destacado que el tráfico del conjunto de la red de vías de pago, uno de los principales problemas de las ocho autopistas en problemas, ya está subiendo a un ritmo del 6%.

La ministra ha recordado que el plan diseñado por el ministerio para estas ocho vías pasa por integrarlas en una sociedad pública tras realizar una quita del 50% a la deuda de 3.400 millones de euros que acumulan y ‘titulizar’ el resto en un bono a treinta años a un «determinado interés«.

Pastor ha asegurado que esta propuesta «sigue estando encima de la mesa» y ha manifestado así su «esperanza» en que «todavía haya tiempo para llegar un acuerdo«.

Además de la caída del tráfico, el otro problema que ha afectado a las ocho vías en quiebra fueron los sobrecostes que afrontaron en la expropiación de los terrenos sobre los que se construyeron.

Este plan de salvamento para las autopistas, que Fomento presentó como propuesta de convenio en los concursos de acreedores en que están actualmente inmersas las vías, no contó con el apoyo de la banca extranjera y actualmente está a la espera de que se diriman los distintos procedimientos judiciales en los que está inmerso.

Las ocho autopistas que afrontan el riesgo de quiebra son las cuatro radiales de Madrid, la Madrid-Toledo, la que une la capital con el aeropuerto de Barajas, la Ocaña-La Roda y la Cartagena-Vera.