JSV ha puesto en marcha un segundo tren semanal entre Barcelona y el puerto de Alicante, aumentando así la frecuencia de la conexión ferroviaria que inauguró en el mes de junio.

La iniciativa se enmarca dentro de su Plan de Sostenibilidad, que apuesta por la multimodalidad para reducir el impacto en la huella de carbono del transporte de mercancías.

Desde el miércoles 10 de noviembre, las salidas de los trenes de la Ciudad Condal serán los miércoles y los jueves por la tarde, mientras que las salidas desde el enclave alicantino se han programado para los jueves y los lunes por la tarde.

En esta línea Barcelona-Alicante, cada TEU transportado por trayecto supone un ahorro de 2,25 toneladas de CO2, según los cálculos de la compañía.

Esta conexión está operada por Synergy, al igual que la que conecta la localidad de Miranda de Ebro con el puerto de Barcelona, que el operador logístico puso en marcha ya en 2018.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px