Eroski sigue avanzando en su compromiso de alcanzar la neutralidad de carbono para 2050 y ya ha puesto en circulación su primer camión de reparto 100% eléctrico en Pamplona.

Se trata de un Volvo FE Electric que cuenta con dos motores eléctricos que le aportan una potencia de 300 CV. Además, dispone de hasta cuatro baterías y una autonomía de 200 kilómetros.

El vehículo inicia su ruta de lunes a sábado de madrugada y descarga en cinco tiendas de la ciudad. En total, recorre 74 kilómetros y utiliza para recargar un punto ubicado en la plataforma de reexpedición de Imarcoain, ubicada a una media de 20 kilómetros de distancia de los puntos de reparto.

Además, es importante destacar que este punto de recarga suministra únicamente energía verde, por lo que de esta manera produce cero emisiones en toda la cadena. Se estima que se dejarán de emitir 27,6 toneladas de CO₂ al año, lo que supone una reducción de un 4,7% del total emitido en el entorno de Pamplona.

La incorporación del nuevo camión eléctrico ayudará a Eroski a alcanzar su objetivo de conseguir una reducción del 30% en sus emisiones en 2023 respecto a 2015. Una de las líneas en las que trabaja en este contexto es la de incorporar camiones de energía ecoeficiente y extender este proyecto a las tres capitales vascas.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110