El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expuesto ante sus homólogos europeos una iniciativa en la que trabaja el Ministerio de Transportes para trasladar por tren los cereales desde Ucrania y almacenarlos en silos en los puertos españoles para su posterior exportación.

Este proyecto solidario de colaboración público-privada, en el que también participarán Francia, Polonia y Luxemburgo, permitiría hacer frente a la crisis alimentaria que está provocando el que el cereal ucraniano esté bloqueado como consecuencia de la invasión rusa.

La idea es transportar hasta la frontera polaca el grano ucraniano para a continuación proceder a su transporte vía Alemania, Luxemburgo y Francia hasta España, lo que se completaría en unos seis días.

El traslado implica la descarga del grano de los trenes ucranianos en trenes polacos, gracias a tecnología española, y de nuevo su trasvase a trenes europeos para continuar su viaje hacia su destino final.

Una vez en España, la mercancía permanecería almacenada en puertos como los de Tarragona, Barcelona o Cartagena, para que Ucrania pueda proceder a su exportación hacia los países que lo requieran.

Esta iniciativa ayudará principalmente a los países del norte de África, que ya están sufriendo los efectos de los problemas de exportación de cereales ucranianos. El plan se iniciará el 15 de julio, con el traslado de 600 toneladas, pero a partir de agosto, se utilizarán más trenes, con el objetivo de alcanzar las 5.000 o 6.000 toneladas para septiembre.

En total, en esta fase piloto, se espera llegar a 8.000 toneladas movilizadas. Se trata de un proyecto modesto en comparación con otros, como los de Alemania, pero desde el Gobierno esperan que este paso contribuya a mejorar la situación actual.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110