de-la-serna-en-una-conferencia-sobre-el-marco-financiero-plurianual

La Comisión Europea estima que la inversión necesaria para completar la Red Básica de transporte asciende a 500.000 millones.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha defendido la inclusión del ramal cantábrico de carreteras en el Corredor Atlántico para situarlo en una posición de ventaja de cara a la recepción de fondos europeos. Su posible inclusión se debatirá en un proceso que comenzará en 2018, con la revisión del mecanismo Conectar Europa, CEF, para el periodo 2021-2027.

En este sentido, el ministro ha explicado durante una conferencia sobre el próximo marco financiero plurianual en Estrasburgo, que es preciso fomentar las conexiones europeas para superar las barreras actuales entre los Estados.

Por ello, ha pedido prioridad para toda la Red Básica de transporte europea, que debe estar implementada en 2030. De la Serna ha defendido el aumento de las subvenciones para todos los países de la UE a través del mecanismo CEF y otros que respondan a las particularidades del transporte y fomenten la inversión privada.

Regular los fondos FEDER y los CEF

Además, considera necesario desarrollar los nuevos reglamentos que regulen tanto los fondos FEDER como los CEF, para los que ha solicitado una mayor dotación económica para impulsar no solamente los corredores europeos, sino la Red Básica en su conjunto.

La Comisión Europea ha estimado que la inversión necesaria para completarla asciende a 500.000 millones de euros, de los que 50.000 millones corresponden a España. No obstante, el titular de Fomento ha planteado la posibilidad de que la UE aporte como mínimo el 10% del coste.

Hasta la fecha, se han repartido cerca del 90% de los créditos para el periodo 2014-2020, habiéndose otorgado a España 982 millones, lo que representa el 9,97% del total. Con ello, en el actual marco financiero plurianual, las subvenciones recibidas alcanzan los 2.850 millones de euros.