Las consecuencias de la pandemia por el Covid-19 se están dejando sentir de forma muy especial en la evolución negativa de las matriculaciones de vehículos comerciales e industriales en la Unión Europea. Este segmento experimentó una caída de un 0,9% en julio de 2020, según los datos de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles, Acea, aunque Italia, España y Francia han conseguido crecimientos del 16,2%, el 2,9% y el 1,6% respectivamente.

Sin embargo, en agosto, el descenso registrado ha sido del 18% hasta las 126.710 unidades, con un claro retroceso del 23% en España, del 22,7% en Alemania y del 3,1% en Francia, frente al aumento del 2,6% en Italia.

De tal forma, en los ocho primeros meses del año, la demanda se ha reducido un 28,2% en la Unión Europea, tras las fuertes caídas en los 27 mercados, que han llegado al 36,5% en España, al 26,1% en Italia, al 25,7% en Francia y al 25,1% en Alemania.

Las ventas de furgonetas han retrocedido un 18,6% en el octavo mes hasta las 107.881 unidades, destacando el descenso del 2,1% en Francia, el principal mercado para este tipo de vehículos. No obstante, la mayor disminución ha sido la de España, con un 24,4% menos y la de Alemania, con un 22,2% menos, mientras Italia ha conseguido un ascenso del 4,1%.

Desde enero, las matriculaciones han descendido un 26,7%, debido a la pronunciada caída del 37,1% en España, del 26,4% en Italia, del 24,8% en Francia y del 22,4% en Alemania.

Industriales

En el segmento de los vehículos industriales de más de 3,5 toneladas, las ventas se han reducido un 11,9% en agosto, tras anotar un alza del 3,1% en julio, debido a la caída del 26% en el mercado alemán, si bien cabe destacar el ascenso del 20,6% en Italia.

En lo que va de año, la demanda ha caído un 35,8% hasta las 152.844 matriculaciones. A ello han contribuido el descenso del 33,9% en Alemania y del 33,7% en Francia, seguidos por los de España, con un 29,7%, e Italia, con un 23,5%.

En lo que respecta a los vehículos industriales de más de 16 toneladas, las matriculaciones anotaron en julio su primer ascenso del año, con un 2,8%, pero en agosto han registrado una disminución del 11,7%, principalmente por la caída del 29% en las matriculaciones de Alemania y del 6,7% en Francia, que no han podido compensar el crecimiento del 19,4% en Italia y del 2,2% en España.

Desde principios de año, la demanda se ha reducido un 37,9% hasta las 121.655 unidades, con una caída del 36,7% en el mercado germano y del 35,3% en el germano, así como del 30,8% en España y del 23,8% en Italia.