Índice de Conectividad Globalpuede descargarse en este enlace (disponible en formato pdf, de 242 páginas, y 1,1 Mb).

Este estudio, que incluye más de un millón de datos desde 2005 hasta 2011, clasifica a 140 países en función de su amplitud y profundidad de conexión mundial  en cuanto a los flujos del comercio internacional, capital, información y población.

El informe concluye que hoy en día,el mundo está menos conectado globalmente que en 2007 y documenta cómo la conectividad global, medida según los flujos del comercio internacional, de capital, de información y de población, aumentó fuertemente tomando como referencia los datos comprendidos desde el año 2005 a 2007, y luego cayó abruptamente al comienzo de la crisis financiera.

A pesar de las leves mejoras a partir de 2009, la conectividad global aún debe recuperarse y volver a alcanzar el pico que alcanzó antes de la crisis.

España, al igual que otras grandes economías, ocupa el puesto 12 en amplitud (amplitud del componente internacional de un tipo determinado de actividad) y el 64 en profundidad (cuánto de internacional es una actividad determinada).

Respecto a los cuatro pilares que componen el Índice, comercio, capital, información y población, España se encuentra entre los 15 principales países en cuanto a capital e información, pero en el puesto 48 en el conjunto de los cuatro pilares y cae al puesto 111 en profundidad del comercio.

Así en cuanto al comercio, en 2011, España exportó bienes por valor del 20% de su PIB y exportó servicios por valor del 9% de su PIB. El 74% de las exportaciones de mercancías de España fueron dentro de Europa, a pesar de que Europa representa sólo el 30% de la economía mundial.

Los destinos más importantes para las exportaciones de España son: Francia (19%), Alemania (11%), Portugal (9%), Italia (9%), Reino Unido (7%), EE.UU. (4%), Holanda (3%), Bélgica (3%), Turquía (2%), Marruecos (2%).

La mayor parte de los bienes que se exportan desde España son: maquinaria, vehículos de motor, productos alimenticios, productos farmacéuticos, medicamentos, otros bienes de consumo.

Holanda mantiene su puesto del año 2010 como el país más conectado del mundo. De los diez países más conectados en 2011, nueve son europeos. El ranking de los países europeos muestra que España ocupa el lugar 16, de los 40 países europeos analizados (UE y no UE).

Por detrás de Holanda se encuentra Luxemburgo, Irlanda, Suiza, Reino Unido, Bélgica, Suecia, Dinamarca, Alemania y Noruega. Los menos conectados son los países de Europa del Este.

Al investigar el alcance real de la globalización por país y por región, se observan dos elementos críticos”, explica el profesor Pankaj Ghemawat, autor del GCI. “Primero, los flujos trasfronterizos son mucho más bajos de lo que comúnmente se percibe y, segundo, todos los países, incluso los Países Bajos, tienen posibilidades aún no explotadas de beneficiarse de una mayor conectividad. En un momento de debilidad económica, esto representa una de las ventajas más provechosas para estimular el crecimiento”.

La conectividad y la prosperidad fuertemente vinculadas

La edición 2012 del GCI ofrece ocho recomendaciones para que los países puedan mejorar o expandir su conectividad con el resto del mundo. Esta nueva edición además destaca la prueba de que la profundidad de la conectividad global, es decir la proporción de flujos que cruzan las fronteras nacionales, contribuye al desarrollo económico y a la prosperidad.

Los beneficios de ampliar el comercio de mercancías son mucho mayores de lo que indican los modelos tradicionales. Se calcula que los beneficios económicos duplican hasta, al menos, el 8% del PIB global.