Desde el inicio de la crisis sanitaria del Covid-19, los puertos europeos han hecho todo lo posible por garantizar la continuidad de las operaciones y asegurar el suministro de mercancías a los diferentes países. Todos ellos han activado planes de contingencia para seguir funcionando durante este periodo y han demostrado que cumplen un papel esencial y que se trata de una infraestructura crítica.

Actualmente, están trabajando junto a sus clientes y la comunidad portuaria para resolver los desafíos a los que tendrán que enfrentarse en los próximos meses. Como motores de crecimiento, tendrán un rol muy importante en el proceso de recuperación y podrán contribuir a impulsar la economía europea tras esta pandemia.

En este sentido, la Organización Europea de Puertos Marítimos, Espo, ha pedido que tanto los puertos como sus clientes y las comunidades portuarias puedan beneficiarse de inmediato de medidas de apoyo a nivel europeo y nacional. Serán importantes las acciones para garantizar la viabilidad financiera a corto plazo, si bien en crisis anteriores, los puertos han demostrado ser un sector con gran resiliencia.

Inversiones y flexibilidad

Asimismo, los puertos han pedido a la Unión Europea utilizar los instrumentos actuales de apoyo financiero a los proyectos de infraestructuras, como los fondos CEF, para reforzar las inversiones que permitan a estas instalaciones avanzar en la descarbonización de la economía.

Conseguir este objetivo solamente será posible si los puertos europeos continúan invirtiendo, permanecen a la vanguardia y mejoran aún más su conectividad en el interior. Por ello, es importante también la flexibilidad en las fechas previstas de los proyectos en marcha que han tenido que ser retrasados por las medidas de confinamiento en cada país.

Los puertos que cuentan con un gran tráfico de pasajeros o que están muy centrados en el turismo, con numerosas conexiones de ferries y cruceros, han sufrido una caída más significativa en su actividad, por lo que desde Espo, también piden que se tenga una especial consideración con ellos, con iniciativas concretas para garantizar la sostenibilidad y seguridad de este tipo de movimientos.