intermodalidad camion, tren, barco

El ferrocarril se sitúa en el corazón de este paradigma y en la columna vertebral del sistema para todo el territorio europeo

Informe de la Fundación Cetmo sobre las nuevas perspectivas para el transporte de mercancías en Europa,que se puede descargar en este enlace (disponible en formato pdf, de 44 páginas, 1,9 Mb).

Desde hace más de 20 años, la política europea sobre el transporte de mercancías ha mantenido en lo esencial los mismos planteamientos. Desde el primer Libro Blanco del Transporte en 1992, hasta el actual de 2011, el paradigma europeo continúa basándose en la expansión de las redes de infraestructuras, la desregulación de los mercados de servicios de transporte y el impulso a la innovación tecnológica para reducir el impacto ambiental.

A pesar de su poca participación modal, el ferrocarril se sitúa en el corazón de este paradigma y en la columna vertebral del sistema para todo el territorio europeo. La Europa que salga de la crisis debería revisar este paradigma; los tiempos en que un transporte fiable y de bajo coste resultaba vital para impulsar la integración del mercado interior pueden haber pasado. Y la diversidad del territorio europeo merecería una mayor atención dentro de la política europea.

La Fundación Cetmo ha elaborado un estudio para identificar qué tipo de política sobre el transporte de mercancías podría convenir mejor a las características de España y al conjunto de las regiones del sudoeste europeo.

El estudio ha revisado críticamente algunos de los argumentos e ideas tradicionales en la política europea de transporte desde 1992 y ha planteado nuevas líneas de reflexión, como por ejemplo, la relación entre la economía y la demanda de transporte de mercancías.

En este sentido, algunos indicadores muestran que durante los últimos años de crisis económica la disociación entre la economía y la demanda de transporte de mercancías ha avanzado, y algunos sectores, con baja demanda de transporte, se han comportado mejor ante la crisis y ofrecen mayores oportunidades de crecimiento futuro.

Sin embargo, la política europea para el transporte de mercancías continúa centrada excesivamente en la oferta con el apoyo, mediante inversiones en infraestructuras y desregulación, a la puesta en marcha de nuevos servicios de transporte atractivos y baratos. Así, según Cetmo, se sigue descuidando la puesta en marcha de una política de demanda, que racionalice las necesidades de transporte y desincentive las prácticas menos eficientes.

El modelo de redes de transporte

Por otro lado, Cetmo también cuestiona el modelo de mercancías planteado por la política europea en la red transeuropea de transporte. La visión europea a largo plazo para el transporte de mercancías parece ser «un sistema jerarquizado» en el que un número relativamente reducido de nodos intermodales, puertos y terminales ferroviarias, estarían unidos por corredores ferroviarios de gran capacidad.

Participación modal del ferrocarril 
en el reparto modal de transporte de mercancias

Aunque los resultados son dispares, un repaso de la evolución del transporte ferroviario de mercancías en dos países considerados ‘centrales o de tránsito’, como son Alemania y Francia, y tres países periféricos, Reino Unido, Suecia e Italia, muestra resultados poco satisfactorios, y no parece poder deducirse que se haya encontrado por el momento una fórmula clara de éxito.

La cadena logística podría evolucionar hacia una estructura cada vez más flexible y con más alternativas, en la que la fiabilidad resultara más relevante que el coste y la eficiencia. Esto supondría una novedad en la lógica desde la que se ha planteado hasta ahora la colaboración entre modos de transporte y la regulación del mercado.

Poniendo el nuevo acento en la flexibilidad y fiabilidad frente al riesgo de imprevistos, o sincromodalidad, y en la calidad, el marco regulador debería prestar mayor atención a la calidad mínima a exigir a los servicios, y no sólo a la competencia en precio.

La política de transporte de mercancías continúa anclada en un discurso demasiado generalista, sin adaptarse a la gran diversidad de situaciones entre los usuarios. Por ello, Cetmo considera que se precisan medidas de apoyo a nuevos operadores especializados en las necesidades de distintos nichos de mercado, y capaces de introducir innovaciones radicales para servir mejor a sus clientes.