Las empresas europeas de paquetería necesitarán 8,6 millones de m² adicionales de espacio de almacenaje hasta 2025 para para poder atender la creciente demanda del comercio electrónico, según el estudio ‘Reverse Logistics’ de Savills Aguirre Newman.

El cálculo tiene en cuenta el crecimiento en los volúmenes de envíos de e-commerce, así como en las devoluciones.

En este sentido, la consultora calcula que, asumiendo que el 20% de los productos comprados en el canal on-line sean devueltos en los próximos cinco años, se necesitarán 1,7 millones de metros cuadrados de espacio para poder gestionar el almacenamiento temporal y procesar las devoluciones.

Así mismo, el trabajo también apunta que las estrategias omnicanal también generan demanda de espacio para actividades logísticas, aunque, al mismo tiempo también reducen el número de devoluciones a través de una gestión más eficiente y diversificada, con alternativas a las entregas domiciliarias.

El aumento de las devoluciones necesita más espacio

El informe repasa, además, los factores que favorecen el aumento de devoluciones y los sistemas que están empleando los actores del comercio electrónico en distintos mercados para hacer frente la problemática que genera la logística inversa, tanto en la propia operativa, como en los costes, así como nuevas normativas en distintos países para reducir el impacto ambiental de las entregas del canal on-line.

Los crecientes niveles de actividad del comercio electrónico, tanto para entregas como para devoluciones, están creando una nueva demanda de espacio logístico. Lo que está claro es que no existe una solución única para la gestión de las devoluciones, ya que los consumidores priorizan la conveniencia y los minoristas y las empresas de paquetería se adaptan a estas preferencias cambiantes en la distribución de sus almacenes.

A este respecto, algunos etailers están desarrollando centros dedicados en Europa Central y Oriental para procesar devoluciones. Los almacenes de devoluciones de Amazon en Dobroviz, República Checa y Sered, Eslovaquia atienden devoluciones en los mercados de Europa central y oriental, de forma similar al centro de devoluciones de Dunfermline en el Reino Unido.

Según el informe, la absorción de espacio logístico por parte de las empresas de paquetería, solo en el Reino Unido, alcanzó los 275.000 m2 en 2020. En el Reino Unido, se entregaron 2.800 millones de paquetes en 2020, lo que representa un crecimiento anualizado del 9,1% en los últimos cuatro años.

Esto indica que por cada millón de paquetes entregados en el Reino Unido, esto crea una demanda adicional de 100 m² de almacén por parte de las paqueteras.

Según Effigy Consulting, en 2019 se entregaron un total de 12.300 millones de paquetes en Europa. Aplicando la tasa de crecimiento anualizada del 9,1% en las entregas de paquetes del Reino Unido, el informe adelanta que se necesitarán 8,6 millones de metros cuadrados adicionales de espacio de almacenamiento en Europa entre 2021 y 2025.

Suponiendo que el 20% de los productos comprados en el canal on-line se devuelvan durante este período, se necesitarán aproximadamente 1,7 metros cuadrados de este espacio para acomodar y procesar las devoluciones de las empresas de paquetería.

Sin embargo, es más probable que en vez de una relación lineal entre las devoluciones de paquetes y la demanda de espacio, se produzca un efecto dominó para la nueva demanda de los socios comerciales asociados. Las estrategias omnicanal de los minoristas serán cada vez más importantes para reducir el número total de devoluciones y cada vez más minoristas utilizarán las redes de tiendas para las entregas, lo que reducirá parte de la demanda de más instalaciones para uso logístico.