transporte por carretera en Europa

Europa avanza hacia una normativa común para el transporte por carretera.

La Comisión Europea ha planteado una serie de normas para el transporte por carretera que incluyen una clasificación común de las infracciones graves para todos los países, nuevas especificaciones para los tacógrafos inteligentes y un mejor uso de las nuevas tecnologías digitales.

Las nuevas iniciativas, que serán debatidas por los Estados miembros el próximo 19 de abril, tienen por objeto mejorar la seguridad vial, contribuir a la competencia justa entre operadores y facilitar una aplicación coherente de la normativa comunitaria entre los países.

Para la Comisión, la clasificación común de las infracciones graves en el sector constituye un paso importante para la consecución de uno de sus principales objetivos: que todos los conductores y transportistas sean tratados por igual en todo el viejo continente.

En este sentido, según la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, la nueva generación de tacógrafos inteligentes será clave, ya que ofrecerá nuevos medios para mejorar el control de los tiempos de conducción y descanso, haciendo el fraude más difícil de cometer, mejorando la seguridad vial y reduciendo la necesidad de controles en las carreteras.

Clasificación común para toda Europa

El nuevo reglamento de la Comisión prevé una clasificación común y unitaria de infracciones graves y muy graves. De aprobarse dichas normas, su incumplimiento podría acarrear la pérdida de la honorabilidad del transportista y la pérdida de la licencia comunitaria que permite dirigir una empresa de transporte.

Además, está clasificación común reducirá las divergencias en la forma en que los países se ocupan de las mismas infracciones, contribuyendo a mejorar la eficacia de la aplicación transfronteriza al obligar a los Estados a intercambiar la información sobre las infracciones graves y muy graves. La comunicación se realizará a través del Registro europeo de empresas de transporte por carretera (ERRU).

Los Estados deberán incorporar esta nueva clasificación común el 1 de enero de 2017, si bien desde la Comisión han reconocido que la lista de infracciones adoptada aún no se ha completado y podría ser actualizada en el paquete de la carretera que prepara.

El papel de los nuevos tacógrafos

La nueva especificación del tacógrafo inteligente hace pleno uso de las tecnologías digitales avanzadas, como los sistemas de posicionamiento por satélite Galileo y Egnos.

Con la nuevas tecnologías, los datos serán transmitidos directamente a los responsables del control de las carreteras con el vehículo en movimiento, evitando así paradas innecesarias. Además, el dispositivo estará conectado con otras aplicaciones telemáticas de diversas infraestructuras a través de una interfaz armonizada de los sistemas inteligentes de transporte.