La Fundación Valenciaport y Balearia han iniciado la segunda etapa de las campañas de medición de emisiones de buques de la naviera en el marco del proyecto LNGHIVE2.

De este modo, el proyecto, que tenía como objetivo la remotorización de cinco buques de la naviera para su propulsión con GNL, entra en su última fase, tras acabar los procesos de retrofitting del ‘Abel Matutes’, ‘Nápoles’, ‘Sicilia’, ‘Bahama Mama’ y ‘Martín i Soler’.

Así mismo, merced a esta iniciativa, el grupo naviero se convierte en referente europeo en el uso del GNL como combustible marítimo que contribuya a la transición energética hacia un sector más sostenible.

Esta segunda etapa de la campaña de medición de emisiones se ha iniciado el 2 de junio en el ‘Sicilia’, en el trayecto entre Valencia e Ibiza.

Posteriormente, ha continuado en el buque ‘Abel Matutes’, el pasado 8 de junio, en el trayecto Alcúdia-Barcelona, y seguirá durante el mes de junio para completar los buques incluidos en el proyecto.

El objetivo de las campañas es tomar mediciones, con un equipo de alta tecnología específico para la medición de gases de escape, de tal manera que el proyecto LNGHIVE2 avance hacia la fase final de validación de resultados, lo que permitirá evaluar el desempeño medioambiental del nuevo combustible y su contribución a la mejora de la calidad del aire y la reducción del efecto invernadero.