La multinacional Falk & Ross, dedicada a la fabricación, distribución y venta ‘on-line‘ de artículos textiles, ha alquilado una nave en PlaZa de más de 5.500 m², a lo que se añaden unos 300 m² para oficinas y vestuarios.

Desde este centro, seguirá dando servicio a sus clientes, pero ahora con mayor cercanía, rapidez y eficiencia. La compañía, que ha contado con el asesoramiento de CBRE, operaba en España desde sus antiguas instalaciones en Gerona, que daban servicio también a Portugal.

En este caso, valora muy positivamente la nueva ubicación, por la situación geográfica de Zaragoza, y por las instalaciones y servicios que ofrece Plaza.

Este tipo de operaciones demuestran la importancia de la promoción a riesgo de instalaciones modernas con rentas competitivas, y adaptadas a las necesidades de las grandes empresas, para favorecer su establecimiento en determinadas zonas.

Tal y como explican desde la consultora, muchas naves obsoletas llevan años desocupadas, pero los nuevos inmuebles de calidad son arrendados en pocos meses. De hecho, en este caso aún se estaba rematando el fin de obra.

La de Falk & Ross será una de las operaciones más relevantes del año en Zaragoza, demostrando el poder de atracción que tiene Plaza en lo referente a la logística. No obstante, dado que la oferta logística se sitúa por debajo del 2%, es necesario apostar por la promoción de nuevas naves.