FedEx Express pone en funcionamientoun nuevo vuelo intercontinental entre Europa y Japón, con el fin de mejorar la conectividad directa con el país y añadir capacidad adicional hacia Japón y el norte de China.

El vuelo, operado por un Boeing 777, añade casi 200.000 kg de capacidad adicional por semana, en una ruta que parte del aeropuerto parisino de Charles-de-Gaulle de París y vuela cuatro veces por semana directamente al aeropuerto internacional de Kansai en Osaka.

Así mismo, desde allí, se dirige al aeropuerto internacional de Guangzhou Baiyun, en la ciudad china de Guangzhou, servicio que se complemente, además, un día a la semana, con un vuelo que saldrá del aeropuerto Charles-de-Gaulle hacia el aeropuerto Changi de Singapur, para luego dirigirse al aeropuerto internacional de Guangzhou Baiyun, con lo que se suman cerca de otros 50.000 kg de capacidad a la semana.

Con estas nuevas conexiones, la paquetera norteamericana refuerza servicios en Asia para satisfacer la demanda de los clientes, especialmente en envíos de comercio electrónico en la región.