La plataforma FEMvallès, centrada en el desarrollo socioeconómico de la comarca del Vallès, en Barcelona, ha presentado su propuesta a la convocatoria del Programa de Apoyo al Transporte Sostenible del Ministerio de Transportes.

En ella, se pone sobre la mesa la creación de una oficina de coordinación del transporte de mercancías por ferrocarril en el tramo vallesano del Corredor Mediterráneo.

Esta oficina coordinaría a las diferentes administraciones y trabajaría para promover el transporte ferroviario, asesorando a las empresas en el trasvase de mercancías de la carretera al ferrocarril.

Este cambio se antoja imprescindible en las políticas de los fondos europeos, puesto que la misma Unión Europea se ha propuesto alcanzar en el año 2030 una cuota del 30% para el transporte de mercancías por ferrocarril.

La propuesta de FEMvallès va de la mano de los avances en el Centro Intermodal de la Llagosta, una estación ferroviaria que funcionará como entrada y salida de mercancías del Corredor Mediterráneo y está considerada como la actuación más importante del corredor en Cataluña.