Fenadismer promueve, a través de la Plataforma de Afectados por las Petroleras, una demanda colectiva contra las principales compañías petrolíferas que operan en España por posibles incrementos en los precios de venta de los carburantes.

En concreto, la organización empresarial estima que se ha producido una «actuación continuada, durante más de una década, de alteración de los precios finales de los carburantes que se venden en nuestro país, lo que se ha venido a llamar coloquialmente como el Cártel de las Petroleras».

Para este recurso ante los Tribunales, la plataforma se apoya en las actuaciones de vigilancia llevadas a cabo por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia durante los últimos años.

Así mismo, Fenadismer estima que «una prueba palpable de estas prácticas abusivas se sufrió durante los primeros meses de la pandemia en los que pese a la espectacular bajada del precio del petróleo a nivel internacional en más de un 60% apenas tuvo traslado en los precios de los carburantes que apenas cayeron un 10%, incrementando de forma escandalosa sus márgenes de comercialización, como ya hicieron en la crisis económica de 2008″.

De igual modo, según la patronal, «a consecuencia directa de este cártel es la posibilidad que se abre a los transportistas y otros grandes consumidores de gasóleo A de reclamar una indemnización por los daños y perjuicios que les ha supuesto la compra del combustible durante todo este período por un precio superior al que debería haberse pagado de no existir tales pactos».