La Autoridad Portuaria de Cádiz ha recepcionado el nuevo edificio del PIF ubicado en los terrenos de la nueva terminal de contenedores, una vez terminadas las obras de la instalación la semana pasada, que han contado con una inversión de 4,3 millones de euros.

Actualmente se trabaja para finalizar el proyecto de la urbanización perimetral al edificio para su próxima licitación, que lo integrará con la urbanización del acceso a la terminal, que está actualmente en ejecución junto con la pavimentación de la explanada de contenedores.

Con la finalización de las obras, la Autoridad Portuaria ha iniciado los trámites necesarios para la autorización de las instalaciones ante el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, con el fin de iniciar el traslado de la actividad inspectora desde el actual centro al nuevo edificio se iniciará con la resolución positiva de toda la tramitación.

El nuevo edificio consta de una zona de oficinas y otra zona de operaciones con una superficie total de 2.900 m². La zona de oficinas se habilita como área de atención al público y de administración a través de un vestíbulo principal abierto, mientras que la zona de operaciones, por su parte, está dividida en dos zonas por un pasillo interior de comunicación que vertebra todas las áreas y que facilita el flujo de personal sin interferencia con las zonas de carga y descarga, almacenamiento y cámaras. Las áreas se distribuyen diferenciando las categorías de productos que serán controlados e inspeccionados.

El edificio contará con dos subzonas atendiendo a los diferentes tipos de productos, una para productos de consumo humano y otra para productos de consumo no humano, así como una tercera dedicada exclusivamente al servicio de Aduanas.

De este modo, cada subzona contará con espacios diferenciados de muelle de carga-descarga, salas de inspección, cámaras de refrigeración, congelación y ambiente, aseos y vestuarios separadores de zona limpia.