Margenes del rio Guadalquivir

La iniciativa ha estado rodeada de polémica desde el momento en que se anunció, hace más de 20 años.

El Ministerio de Fomento apoyará una nueva iniciativa de dragado de profundización del Guadalquivir si Bruselas lo aprueba. Así lo ha declarado el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, durante su reciente visita a Sevilla en la que se ha confirmado la cancelación definitiva del anterior proyecto.

El puerto de Sevilla suspendió el pasado mes de marzo este plan, con el que se pretendía ampliar el calado del tramo navegable del Guadalquivir hasta los ocho metros, después de que Puertos del Estado catalogase las obras como «pendiente de programación” en el plan de empresa de 2017 del enclave.

Esta iniciativa ha estado rodeada de polémica desde el momento en que se anunció, hace más de 20 años, y no ha contado con el apoyo del Gobierno ni de la Junta de Andalucía, que se han posicionado a favor de los colectivos ecologistas que solicitaban su paralización.

El cierre definitivo del plan llega dos años después que el Tribunal Supremo fallase en contra de su inclusión en el Plan Hidrológico del Guadalquivir, al considerar que las actuaciones dañarían el buen estado del Parque Nacional de Doñana y su entorno.

No obstante, desde Fomento mantienen la puerta abierta a la ejecución de un nuevo proyecto que reciba el visto bueno de las diferentes administraciones, según recoge ABC.

La decisión del Ministerio coincide con los planes del puerto de Sevilla, que en marzo anunció que ampliarían el conocimiento científico del estuario del Guadalquivir para desarrollar una nueva estrategia que cuente con el respaldo social, científico e institucional.