Actualmente se están ejecutando las obras en 11 estructuras de la línea.

Actualmente se están ejecutando las obras en 11 estructuras de la línea.

Con el fin de seguir potenciando este tramo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo para el tráfico de mercancías, facilitando las conexiones ferroportuarias, Adif ha licitado las primeras obras del proyecto para la adaptación de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto del Corredor Cantábrico-Mediterráneo a la circulación de trenes de mercancías de 750 metros de longitud.

Esta actuación, cuyo proyecto ha salido a licitación por8.351.275,58 euros y cuyas obras tienen un plazo de ejecución de 10 meses, contempla la prolongación de vías de apartado para el estacionamiento de trenes de 750 metros de longitud en las estaciones de Estivella, Teruel, Ferreruela y Cariñena.

Para ejecutar la prolongación de las vías será necesaria la construcción de nueva plataforma. Además se renovarán distintos tramos con la mejora de la superestructura actual de vía, la sustitución de traviesas y carril y la aportación de nueva capa de balasto.

De forma paralela, se actuará en diferentes estructuras de las estaciones de Estivella, Cariñena y Ferreruela mediante trabajos de ampliación y demolición para su posterior reposición.

La ejecución de este proyecto se enmarca en las actuaciones contempladas en el Plan Director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto 2017-2022 y se suma a las ya ejecutadas por Adif como la instalación del sistema tren-tierra en la línea o la eliminación de limitaciones temporales de velocidad.

En este sentido, actualmente se están ejecutando las obras en 11 estructuras de la línea para el aumento de la capacidad portante hasta 22,5 t por eje.