terrenos reservados para la plataforma logistica de Badajoz

Actualmente, las obras de construcción de la ‘Plataforma Logística de Badajoz’ estan detenidas por un informe negativo de Fomento.

El Ministerio de Fomento se ha comprometido a revisar en el plazo de dos meses el informe negativo que emitió el pasado verano sobre la Plataforma Logística de Badajoz y que tiene paralizadas las obras de la futura terminal ferroviaria de mercancías en la frontera lusa. El compromiso se ha adquirido el miércoles 7 de octubre durante una reunión entre responsables del ministerio, de Planificación Ferroviaria, de la Administración extremeña y local y de la empresa que lidera el proyecto.

Así, a partir de ahora, el ministerio iniciará un estudio de impacto ambiental abreviado sobre el trazado inicial propuesto para el AVE Madrid-Badajoz que permitirá agilizar tanto el proyecto ferroviario como el de la Plataforma Logística, que, si bien van en paralelo, ambos están estrechamente relacionados. El proyecto mantiene los plazos iniciales estimados para convertirse en realidad en el año 2018.

Un informe ambiental, propiciado por un error en la localización de un rodal de orquídeas, que provocó la modificación del trazado de la línea del AVE a su paso por la Plataforma Logística de Badajoz, fue la causa de la paralización del comienzo de las obras.

Conocido el error, el nuevo estudio de impacto ambiental permitirá retomar el diseño del trazado inicial del AVE y, por ende, no será necesario modificar la planificación del Plan de Interés Regional (PRI) de la Plataforma Logística.

El 50% del proyecto

De esta forma, se continuará con la ejecución de la obra de la primera fase de urbanización de 60 hectáreas de la Plataforma Logística, lo que supone casi el 50% del total de terrenos con los que cuenta este proyecto.

La inversión inicialmente prevista para esta primera fase es de 25 millones de euros a ejecutar durante los próximos tres años.

Este nodo logístico e industrial, que se desarrolla cerca de la frontera lusa de Caya, contará con tres accesos por carretera hacia Lisboa y Madrid, y dispondrá de una terminal ferroviaria de mercancías, que facilitará el transporte intermodal por carretera y ferrocarril con las dos capitales ibéricas.