El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha reafirmado su compromiso con el Corredor Mediterráneo ante el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, haciendo hincapié en que se trata de un «proyecto fundamental» para el crecimiento de España.

Para una mayor fluidez en la coordinación con la Comunidad Valenciana, se creará un mecanismo de cooperación que canalice las necesidades del territorio para dar una respuesta adecuada.

Ábalos se reunirá el 10 de julio con la comisaria europea de transporte, Violeta Bulc, con motivo de la modificación del mapa de prioridades en los corredores ferroviarios que solicitó el anterior ministro, Íñigo de la Serna.

Su intención es plantear la posibilidad de que la conexión del Corredor Mediterráneo con la fachada atlántica y cantábrica pueda recibir financiación europea a través de los fondos ‘Conectar Europa‘.

Por otro lado, desde Fomento están trabajando para la celebración de una cumbre cuadripartita junto a Portugal, Francia y la Comisión Europea que impulse y mejore las conexiones ferroviarias con los países vecinos.

Liberación de peajes

En lo que se refiere a las autopistas de peaje, el ministro no contempla la prórroga de los plazos de las concesiones que están próximas a finalizar, como la gestionada por Aumar para la explotación de la AP-7 en los tramos Tarragona-Valencia y Valencia- Alicante.

Por ello, se ha puesto en marcha una comisión que aborde el impacto que supondrá la liberación del peaje en términos de conexiones o conservación, entre otros aspectos.