El Ministerio de Fomento volverá a estudiar la manera de abordar la liberalización del transporte ferroviario de viajeros antes de reactivar el proceso iniciado en la anterior legislatura, que quedó paralizado durante los 10 meses de interinidad del Gobierno.

Tras tratar de iniciar en 2015 un proceso para elegir a un operador privado que compitiera con Renfe, el departamento vuelve a plantearse la posibilidad de adelantar la apertura a la competencia del transporte ferroviario en España antes de 2020, cuando la liberalización del sector será obligatoria en la Unión Europea (UE).

En este sentido, el titular de Fomento, Íñigo de la Serna, se ha mostrado partidario de abrir un «proceso de reflexión interna» sobre la oportunidad de sacar a licitación títulos habilitantes en determinados corredores, que permitirían a un operador privado gestionar el servicio en una línea concreta y bajo determinadas condiciones.

No obstante, el ministro ha apuntado que, con este proceso, podría darse la circunstancia de que una empresa consiguiera un título habilitante antes de la liberalización sin haber optado a otros corredores más rentables y con condiciones diferentes a las que se apliquen a partir de 2020, por lo que es necesario pensarlo bien para no generar «ningún tipo de conflicto» en el sector.