LD LINES Puerto de Gijon embarque mercancia ro-ro

Embarque de mercancía ro-ro en el puerto de Gijón.

La reunión mantenida entre los puertos de Gijón y Nantes y las administraciones públicas de Francia y España, entre ellas Puertos del Estado, con la naviera LD Lines, este martes 13 de enero en Nantes, con el objetivo de reactivar el servicio en la autopista del mar que une este puerto con Gijón, ha finalizado sin lograr esta reapertura, según recoge El comercio.

Desde Francia preveían que los cargadores y transportistas usuarios de la línea, estuvieran presentes en la reunión, aunque finalmente no se ha contado con una gran asistencia de estos.

El único acuerdo alcanzado en la misma ha sido la creación de un grupo de trabajo en torno a tres campos, que analizarán los costes en los puertos, los fondos europeos y la subvención de España y Francia, con la previsión de una nueva reunión en los próximos meses.

La realidad es que la reapertura de la línea no se llevará a cabo de momento. Aunque las respectivas autoridades evitan dan por finiquitada la línea, han reconocido que el problema está «enquistado», alegando desde Puertos del Estado que LD Lines «ni come ni deja comer».

Más dinero

La sentencia de Puertos del Estado viene motivada por el hecho de que la naviera ni reactiva el servicio ni renuncia al mismo, por lo que no permite que otras navieras interesadas puedan hacerse con la operativa, aunque desde las administraciones no han señalado quienes son las mismas, y genera la sensación de incertidumbre actual.

Ahora, el principal problema para alcanzar una solución es la solicitud de más dinero por parte de la naviera que dejó de operar la autopista del mar el pasado 17 de septiembre.

En este sentido, Francia y España consiguieron que Europa diese el visto bueno a la ampliación de ayudas a esta naviera durante 2015 ya que, a pesar de que la subvención estaba establecida por un plazo de cuatro, LD Lines no agotó los 30 millones con los que podía contar, por lo que esos seis podían ser subvencionados durante este año. No obstante, esta cantidad no es suficiente ante las pérdidas que calcula la empresa.

Por las malas

Entre solicitudes y amenazas, desde Puertos del Estado han venido señalando durante los últimos meses que reclamarán las subvenciones concedidas hasta la fecha a la naviera, basándose en que el contrato fue firmado por siete años, cuatro de ellos financiados con dinero público, siendo cerrado el servicio cuando se agotó la financiación estatal y europea.

Además, el puerto de Gijón también está llevando a cabo estudios sobre las cifras presentadas por la compañía para argumentar que el servicio no es rentable, ya que en un primer momento se establecieron condiciones de demanda que se han cumplido, a lo que se ha de sumar el hecho de que la naviera haya aumentado los precios del servicio sobre lo estipulado.

Mientras tanto, en medio de la polémica por los intentos de reabrir la autopista del mar de Gijón,  la de Vigo-Nantes se prepara para empezar a operar su segundo buque el próximo 19 de enero, por ahora, sin competencia en el norte peninsular.