Las circunstancias excepcionales derivadas de la epidemia de covid-19 y su repercusión en el sector del transporte de mercancías por carretera, así como el restablecimiento por parte de varios países europeos de los controles fronterizos y su repercusión en las condiciones de movimiento de vehículos de transporte de mercancías y en el suministro de establecimientos cuya actividad es esencial para la continuidad de la vida de la Nación, ha llevado al Ministerio de Transición Ecológica e Inclusiva del Gobierno francés a modificar la reglamentación vigente en relación con los tiempos de conducción y descanso aplicables a los conductores profesionales mediante la aplicación de una excepción temporal a estas normas que será de aplicación hasta el 15 de abril, y que se concreta de la siguiente manera:

  • aumento del tiempo de conducción diaria de 9 a 10 horas
  • aumento de 10 a 11 horas hasta 2 veces por semana
  • aumento de 56 a 60 horas semanales y
  • aumento de 90 a 102 horas bisemanales

siempre que estos aumentos cumplan con las disposiciones legales y reglamentarias relacionadas con el tiempo de trabajo y el descanso aplicables a los conductores.

Las excepciones se otorgan por un período de 30 días y se aplican a las operaciones de transporte nacional e internacional de mercancías.

Esta Orden, se ha publicado en el Diario Oficial de la República Francesa y se ha noticiado a la Comisión Europea en aplicación del artículo 14.2 de dicho reglamento.