Tras la sorpresiva renuncia de Juan Pablo Lázaro a su intensa vida asociativa, Francisco Aranda, actual secretario general de UNO, ha sido nombrado nuevo presidente de la organización empresarial de logística, tras un proceso electoral llevado a cabo durante el mes de abril que garantiza la continuidad al frente de la institución.

Durante los últimos cuatro años, Aranda, economista con un máster en Márketing por la Fundación Ortega y Gasett y se graduó en el IESE en el Programa de Liderazgo para la Gestión Estratégica y Liderazgo Social también ha venido ocupando el cargo de vicepresidente de CITET y, además, también es vicepresidente-portavoz de CEIM y vocal de la Junta Directiva Nacional de la CEOE.

De igual modo, con anterioridad, Aranda también ha sido presidente de la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal, vicepresidente de Diálogo Social de la CEOE, vicepresidente de la Confederación Europea de Agencias Privadas de Colocación, miembro de la Comisión de Diálogo Social Europeo y asesor empresarial para la OCDE, así como miembro del panel de expertos del Centro de Predicción Económica de la Universidad Autónoma de Madrid.