Las líneas entre China y la costa oeste de Estados Unidos han registrado un incremento de las tasas del 10%, hasta los 4.267 dólares/FEU, lo que supone un crecimiento del 171% respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos del Freightos Baltic Index.

Por su parte, entre China y la costa este de Estados Unidos han crecido un 21% hasta los 6.022/FEU y están un 113% por encima del nivel del año anterior. Tras experimentar subidas y bajadas moderadas en las últimas semanas, los precios en las rutas transpacíficas han empezado a aumentar sustancialmente por un fuerte repunte de la demanda, motivado en parte por la cercanía del año nuevo chino.

Por su parte, los precios entre Asia y el norte de Europa o el Mediterráneo han crecido un 4% y un 2% respectivamente, situándose en ambos casos por encima de los 7.000 dólares/FEU antes de los últimos recargos, que han elevado mucho más las tasas.

Aunque la capacidad en estas líneas está prácticamente reservada al completo hasta después del año nuevo en China, algunos exportadores se han quedado fuera del mercado. Además, los envíos pospuestos pese a contar con una reserva no ayudan a solucionar el problema de la escasez de equipos, pues a su vez las navieras están omitiendo ciertas escalas en las que se cargan pocos contenedores. 

Año nuevo chino

Como respuesta, el Ministerio de Transporte de China ha pedido que se investigue la política de precios y recargos de los operadores. Al mismo tiempo, algunos fabricantes del país tienen previsto cerrar pronto de cara a las vacaciones, por lo que no podrán realizar envíos, mientras otros tienen previsto mantenerse abiertos para atender la demanda.

Esta incertidumbre explica por qué las navieras todavía no han dado a conocer sus previsiones de cancelación de escalas para el periodo vacacional. La acumulación de volúmenes existente, la presión por el año nuevo chino y los cambios que se esperan respecto a la administración de Biden en EEUU, mantendrá en niveles altos la demanda, así como la escasez de equipos, hasta bien entrada la primavera.

Este crecimiento dejaría solo un par de meses de posible inactividad antes del repunte típico de la temporada alta, que comenzará en el mes de julio.