Scout Drone Inspection y DNV GL han estado trabajando juntos para desarrollar un sistema autónomo basado en drones para realizar las inspecciones en buques petroleros de forma más eficiente y segura.

Normalmente, las inspecciones son muy costosas para los operadores, ya que supone que la embarcación debe estar varios días fuera de servicio para colocar los andamios y proceder a su ventilación. Ademas, los inspectores tienen dificultades para acceder a ciertas partes de la infraestructura de los tanques.

En cambio, utilizar un dron combinado con un algoritmo para analizar cada fotograma puede ayudar a reducir los tiempos de inspección y los costes, mejorando la seguridad de los inspectores.

Ambos socios del proyecto han completado recientemente una prueba de este sistema en el Petrojarl Varg, utilizando la Inteligencia Artificial para un mejor análisis del vídeo captado por el dron, de modo que se puedan detectar mejor las grietas. A su vez, la cámara y el algoritmo podrán detectar anomalías debajo de la superficie, como la corrosión o las deformaciones estructurales.

Gracias al sistema LiDAR, se puede navegar dentro del tanque, ya que los receptores GPS no funcionan dentro de ese tipo de espacios cerrados. De este modo, se genera un mapa 3D del tanque, con todas las imágenes y vídeos geoetiquetados con precisión.

Durante la prueba, un piloto ha controlado el vuelo del dron, pero la intención es que a medida que la tecnología madure, se pueda navegar de manera más autónoma. Además, el vídeo captado se ha retransmitido en directo para DNV GL y para los ingenieros de Altera Infraestructure, empresa especializada en servicios globales en infraestructuras energéticas, que también participó en el proyecto.