La Junta Directiva de Getlink, el administrador del Eurotunnel, ha tomado algunas medidas para adaptarse a la crisis sanitaria del Covid-19, con el fin de proteger a empleados y clientes, garantizar la continuidad y flexibilidad del servicio, y gestionar eficazmente las cuentas del grupo.

A las medidas que ya se habían aplicado en marzo, se añaden ahora otras nuevas, como el cambio a jornada parcial para 2.339 trabajadores franceses. Además, ya se está trabajando para hacer lo mismo con una cantidad similar de empleados británicos.

Esto refleja la notable caída en el tráfico de pasajeros, a pesar de que se mantiene la actividad en el ámbito del tráfico de furgonetas y camiones. Por otro lado, como medida de solidaridad con sus trabajadores, el presidente del grupo, Jacques Gounon, se ha rebajado el sueldo.

Asimismo, en la Asamblea General no se propondrá el pago de los dividendos correspondientes al año 2019. Con un flujo de caja disponible de 573 millones, el grupo espera mantener la suficiente liquidez para afrontar la situación actual.

No obstante, se ha tomado esta decisión para salvaguardar todos los recursos posibles y garantizar la protección de los empleados y asegurar la continuidad del negocio. En este sentido, en la Asamblea General, que tendrá lugar el día 30 de abril, los accionistas ejercerán su derecho a voto por correo o de manera telemática.