La unión temporal Sefemed, que integran Servicios Terrestres y Marítimos (Setemar) y Servicios Ferroviarios del Mediterráneo (Sefemed), ha comenzado a comercializar los servicios ferroviarios de las terminales intermodales valencianas de Silla y Fuente de San Luis durante un plazo de catorce años, a contar desde la concesión del contrato el pasado mes de junio.

Por un lado, el centro de Fuente San Luis permite el tratamiento de hasta cuatro trenes al día con operaciones y descarga, al tiempo que puede acoger trenes de longitud especial.

Esta terminal es uno de los principales nodos del corredor de mercancías Madrid-Valencia. Fuente de San Luis se encuentra junto a las instalaciones del puerto de Valencia y dispone de vías de acceso directo al enclave portuario.

Por su parte, la terminal ferroviaria de Silla, situada a poco más de 20 kilómetros del puerto de Valencia, se caracteriza por su capacidad para prestar una amplia diversidad de servicios ligados a la logística del tren, la asistencia básica de maniobras y otras operaciones comerciales vinculadas a la logística de mercancías al ser una línea básica de manipulación de UTIs.

De igual modo, Grupo Alonso será el encargado de la gestión de la futura terminal intermodal que Adif y la Autoridad Portuaria de Valencia construirán en Fuente de San Luis, para empezar a funcionar en 2024 con una inversión total de 67 millones de euros y que dispondrá de hasta cuatro vías de 750 metros de ancho mixto.

Con estos contratos, la compañía da un nuevo paso adelante su estrategia en favor del ferrocarril como modo de transporte intermodal de referencia para todo tipo de mercancías.