Grupo Caliche ha comenzado las obras de ampliación de sus instalaciones en Picassent (Valencia), que pasarán a ocupar 15.814 m².

La inversión en el proyecto supera los 15 millones de euros y contribuirá a reforzar la capacidad internacional de la compañía utilizando para ello como referencia el aeropuerto de Valencia, los puertos de Valencia y Sagunto y la autovía A-7.

Las obras, que están previsto que finalicen el próximo mes de marzo, se están realizando sobre las actuales, tras la adquisición de los terrenos adyacentes en el polígono industria de la localidad, según refiere el diario Murcia Plaza.

La plataforma contará con el sello de calidad medioambiental Breeam, que garantiza que, a través del diseño y los materiales utilizados en la construcción, el consumo energético se reduce un 70% y el de agua un 40%.

El espacio estará equipado con tecnología RFID para identificar y controlar productos a distancia y en tiempo real sin necesidad de manipulación. También dispondrá de ocho cámaras frigoríficas con una capacidad total de 30.000 palets para almacenar todo tipo de productos, incluidos hortofrutícolas y alimentos que requieren temperatura controlada de forma constante.

Además, en la primera planta se construirán unas oficinas especializadas en la gestión de proyectos internacionales y tramitación de autorizaciones aduaneras.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px