Hyundai Merchant Marine ha firmado un acuerdo de «cooperación estratégica» con las navieras Maersk Line y MSC, integrantes de la Alianza 2M, que pone fin a meses de negociaciones sobre la posible integración del operador surcoreano en la alianza que domina el transporte marítimo de contenedores entre Asia y Europa.

Según han informado las tres navieras, el acuerdo queda fuera del reparto de buques de la Alianza 2M, aunque desde Maersk Line reconocen que supone la entrada de HMM a la red de la 2M. 

La ‘2M+H Strategic Cooperation’ contempla intercambios en el mercado ‘slot’ entre las navieras. Desde HMM recalcan que es un acuerdo similar al adoptado por los integrantes de la Ocean Three y de la Ocean Alliance. Además, tiene exclusividad frente a otras alianzas y es obligatoria para todas las partes que pueden presentar una solicitud ante la FMC.

Los dos principales operadores del mundo asumen también varios charter y operaciones de buques arrendados actualmente al operador surcoreano, reforzando principalmente su posición en el Transpacífico, donde HMM tiene más fuerza.

El acuerdo entrará en vigor en abril de 2017 si las autoridades competentes no se oponen, durará tres años y comprende las principales operaciones en las rutas Este-Oeste. Los detalles del mismo serán revelados a principios del próximo ejercicio.

El mejor acuerdo que se podía esperar

Los expertos de la consultora Drewry, que hace meses ya consideraron improbable que la naviera surcoreana entrase en la 2M, aseguran que «este acuerdo es el mejor que Hyundai podía esperar», ya que se había quedado sin poder de negociación tras un año «traumático».

Desde HMM se pronuncian en términos similares: «este acuerdo es el mejor resultado teniendo en cuenta que nuestra flota, situación financiera y rentabilidad están en desventaja en la negociación con la 2M».

El plazo inicial acordado de tres años, inferior a los contratos típicos en las alianzas, se debe a que un contrato a largo plazo puede impedir a la naviera surcoreana convertirse en un operador global al establecer ciertas limitaciones como las órdenes de buques nuevos, según indican desde HMM.

En este sentido, en Drewry coinciden que el nuevo contrato otorga a Hyundai la posibilidad de crecer en un futuro.