Una nueva huelga de estibadores afecta esta semana a las operaciones de carga y descarga en algunos de los principales puertos galos.

En este sentido, Maersk ha anunciado que no realizará operaciones marítimas o de puerta en Fos sur Mer, entre el martes 14 de septiembre y el miércoles 15 a las tres de la madrugada.

Esta eventualidad afecta, por tanto, al ‘Barcelona Express’, que omitirá la escala, mientras que el ‘Nora Maersk’ retrasará su atraque para empezar a operar el día 15 a partir de las seis de la mañana.

Por otra parte, en Montoir de Bretagne también se ha anunciado que la terminal secundará la huelga, por lo que el grupo naviero danés espera posibles interrupciones en las operaciones de la puerta.

Así mismo, la huelga también se extiende a las terminales del puerto de Le Havre, en el que también se esperan interrupciones en las operaciones de la puerta, dado que no hay escalas previstas.

De igual modo, también se reportan afectaciones en el enclave de Dunquerque.