Comienza el mes de marzo y con él llega la nueva regulación relativa al control biométrico para asistencia de los cursos para el CAP.

En la actual situación de crisis sanitaria, los 4.300 centros de formación CAP autorizados en toda España afrontan el cambio con incertidumbre.

Para el control, en la sede electrónica del Ministerio de Transportes se ha establecido una nueva aplicación para el almacenamiento diario de los ficheros informáticos generados por los sistemas de control biométrico de que deberán disponer los Centros de Formación.

En una primera fase, según informa Fenadismer, la subida de los ficheros deberá hacerse manualmente hasta tanto no se implemente la nueva versión automatizada de la aplicación que el Ministerio de Transportes se ha comprometido a desarrollar para agilizar y simplificar la subida de los datos.

En todo caso, la gestión y control de los cursos corresponde a las comunidades autónomas, que deberán definir el protocolo a seguir por los centros, en aspectos tales como el margen de tiempo máximo que se permitirá para que se realice el fichaje de todos los alumnos asistentes al curso, el plazo para realizar el volcado diario de los ficheros a la aplicación dado que en esta primera fase.

La organización empresarial informa de que, al no estar automatizada, requerirá disponer del certificado digital de acceso del Centro pese a la mayoría de los cursos se imparten en horario nocturno o de fin de semana, así como el procedimiento a seguir para comunicar las posibles incidencias tanto técnicas como de asistencia de los alumnos que puedan originarse durante el curso, entre otras.