Tras más de un mes con las tiendas cerradas en toda España, algunas de los establecimientos de Inditex, los más pequeños, han abierto sus puertas en lo que se considera una prueba de fuego para retomar las operaciones, en la medida que lo permita la situación sanitaria.

Así pues, desde este jueves, 7 de mayo, están abiertas las tiendas del grupo textil gallego de menos de 400 m² de superficie y en los días siguientes se irán incorporando otras más.

Estos establecimientos atenderán a clientes con cita previa telefónica y su abastecimiento implicará una cierta reactivación de las cadenas de suministro de la compañía.

Con esta práctica, la empresa cumplirá con las prescripciones de las autoridades sanitarias para contener la pandemia de coronavirus y, de igual manera, retoma su actividad con la vista puesta en ir volviendo a la actividad normal, aunque también se está analizando cómo afectará la nueva situación, tanto a la demanda en los diferentes canales y cadenas, así como en las condiciones de venta, que podrían cambiar radicalmente para luchar contra la pandemia.

En este sentido, los sindicatos del grupo textil indican que Inditex tiene previsto iniciar de nuevo la actividad de sus plataformas logísticas, con la vista puesta en que estén plenamente operativas el próximo 1 de junio.