Invesco Real Estate ha adquirido la plataforma logística de última milla desarrollada por Pavasal en el barrio madrileño de Villaverde, al pie de la M-40, en una operación en la que ha intermediado BNP Paribas Real Estate.

Se trata de una plataforma que levantó mucha polémica entre los vecinos de la zona por las posibles congestiones del tráfico de vehículos pesados, asociado a la actividad diaria y su repercusión en el tráfico en la zona y que tiene pendiente de resolver las conexiones viarias.

Está especializada para servicios de reparto urbano de mercancías en la ciudad de Madrid y su área metropolitana sur.

La operación también supone un aldabonazo más para la actividad inmologística en el centro peninsular, que aprovechando la ola inversora en este segmento parece inmune, al menos por el momento, a la crisis sanitaria.

Este proyecto, llamado PAL M-40, se ha desarrollado en dos fases y cuenta con una superficie total de 98.975 m², sobre una parcela de 170.000 m² de superficie total.

La primera fase ofrece superficies de almacenamiento de entre 3.500 y 51.823 m², mientras que la segunda está pensada para proyectos llave en mano con una superficie total de 47.152 m².

Según los registros de BNP Paribas Real Estate, este 2020 la contratación de suelo inmologístico en el centro peninsular se colocará en el entorno de los 700.000, el tercer mejor dato de la serie histórica en esta zona para el segmento.