Italia empieza a ver la luz tras una situación realmente dramática que le ha colocado, junto con España y el Reino Unido, entre los países europeos más afectados por la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, el país transalpino ya ha entrado esta misma semana en su fase dos de camino hacia la normalidad.

Esta nueva situación implica  el inicio de la actividad de la mayoría de las empresas y la apertura de bares, restaurantes y peluquerías, con lo que los italianos ya pueden moverse dentro de sus respectivas regiones sin necesidad de utilizar ningún certificado de desplazamiento, documento imprescindible hasta ahora, aunque dicha autorización sí será necesaria para desplazarse entre regiones diferentes.

En el caso del transporte de mercancías, según confirma CETM a través de sus contactos con la asociación italiana de transporte Confetra, el certificado de desplazamiento que necesitaban los conductores profesionales ya no es necesario para moverse por el país.

Así pues, mediante un reciente Decreto del Presidente del Consejo de Ministros de 17 de mayo de 2020, se exime a los conductores de los vehículos de transporte de mercancías por carretera de la obligación de notificar la entrada a Italia a un departamento de prevención, así como de cumplimentar el certificado de desplazamiento.