La demanda logística en Zaragoza ha ido en aumento en los últimos años, pues su ubicación estratégica ha convertido a la ciudad en uno de los principales hubs del transporte, al situarse a solamente 300 kilómetros de ciudades como Madrid y Barcelona, y ofrecer un fácil acceso a Toulouse, al sur de Francia.

La ‘joint venture’ formada en 2019 por Kefren Capital Real Estate y Tristan Capital Partners ha adquirido allí una nave logística, situada en el Polígono Industrial de Malpica, con una superficie construida de 65.000 m² sobre una parcela de 100.000 m2.

Esta localización es una de las plazas logísticas más consolidadas de la capital aragonesa y cuenta, además, con acceso directo y fachada a la A-2. Hasta la fecha el activo estaba en manos de la sociedad local Estudio Técnico de Inversiones, Estesa.

El vendedor ha sido asesorado por Savills Aguirre Newman en la parte inmobiliaria y técnica, Garrigues en la parte jurídica, y la ingeniería Eurotec. Como asesores del comprador han actuado Uría Menéndez en la parte legal y CBRE en la parte técnica.

La ‘joint-venture‘ aspira a formar una cartera de centros logísticos en España con un valor superior a 200 millones, situados en núcleos logísticos con buenas perspectivas de futuro.

En marzo de 2020, cerró su primera adquisición con la compra de un portfolio de tres naves que sumaban 43.000 m² en Azuqueca de Henares y cuenta ya con más de 100.000 m² en activos logísticos bajo gestión.