Tras el acuerdo del Parlamento, el Consejo y la Comisión europeos sobre el Paquete de Movilidad, la norma debe obtener, antes de su aprobación definitiva, el visto bueno del pleno de la Eurocámara y del Consejo de Ministros europeo.

En el tránsito de las siempre complicadas aguas de la política comunitaria se pueden esperar cambios de último minuto, toda vez que, como recuerda CETM, los eurodiputados polacos, que siempre han manifestado su rechazo al Paquete de Movilidad, ya han anunciado que presentarán una enmienda para modificar algunos aspectos de la redacción final del proyecto normativo con los que no están de acuerdo.

Esta situación podría, a juicio de la confederación, dificultar el camino del Paquete de Movilidad hasta su aprobación final, por lo que todavía no hay nada seguro hasta que sea publicado oficialmente en el Diario Oficial de la Unión Europea.

Ante este panorama, CETM dice confiar «en que tanto el Parlamento como el Consejo europeo aprueben de manera definitiva el Paquete de Movilidad, puesto que el sector del transporte de mercancías por carretera necesita que la normativa de solución a sus necesidades«.
De igual modo, la institución espera «que finalmente los Países del Este no entorpezcan los trámites atendiendo a sus intereses y que el Paquete de Movilidad vea la luz para poner fin a las prácticas irregulares».