El presidente de la Autoridad Portuaria de Gijón, Laureano Lourido, ha defendido la actuación de El Musel en la gestión de las obras de ampliación portuaria, que actualmente están siendo investigadas por la Audiencia Nacional. En este sentido, considera que no tendrán que devolver los fondos europeos recibidos en su día.

De hecho, ha señalado que aún no han tenido noticias de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF), pero que cuando les llamen, irán «con su verdad» y con la documentación necesaria.

Lourido, que se muestra convencido de que se hizo un seguimiento «exhaustivo» de la obras, ha declarado ante los medios de comunicación en un acto público que «el informe de la OLAF está lleno de inexactitudes«.

Asimismo, ha afirmado que confía en el trabajo que está desarrollando el abogado del Estado en este asunto y que cuando se resuelva el proceso judicial, se comprobará «que no hay desfalco y no hay robo«.

Medidas anticontaminación

Por otra parte, el presidente de la Autoridad Portuaria se refirió al incidente ocurrido en julio de 2015, cuando una nube de carbón procedente del puerto sorprendió a los vecinos de la zona.

Lourido ha mantenido que aunque fuera visible desde la ciudad, la nube no llegó a núcleo urbano, y ha insistido en que, por la dirección del viento aquel día, podría haber llegado a Llanes o a los Pirineos, pero «nunca» a Gijón.

Además, ha defendido que en El Musel se han puesto en marcha muchas medidas anticontaminación, que se aplican a diario, al margen de las que puedan incorporarse en un futuro.