Según un estudio realizado por Citylogin Ibérica sobre los aspectos que más valoran los usuarios a la hora de recibir sus pedidos ‘on-line‘, por orden de importancia, lo que más tienen en cuenta es la posibilidad de realizar un seguimiento del pedido, la rapidez en la entrega, la calidad del servicio, el repartidor y el estado de la mercancía.

La calidad y gestión del servicio es el aspecto más importante para los usuarios finales, pues un reparto con plazos de entrega cortos y ágiles suele ser determinante. Por ejemplo, la posibilidad de recibir el pedido en menos de 24 horas tras la compra.

Además, valoran especialmente el recibir un aviso por e-mail cuando va a realizarse el reparto o poder hacer el seguimiento del mismo. En este sentido, para el cliente es importante que el pedido llegue en el momento que esperan y poder comprobar por dónde va su paquete, para poder estar a tiempo en casa.

Igualmente, esperan que se les vuelva a intentar enviar el pedido si no ha podido entregarse o que les den opciones fáciles de recogida como alternativa.

Recibir el paquete en buenas condiciones también eleva la calificación del cliente, aunque no es lo más relevante puesto que es lo habitual. Por norma general, el producto no resulta dañado, ya que los embalajes son resistentes.

Por otro lado, en el estudio queda patente que el buen trato del repartidor forma parte de la experiencia de compra del usuario. A raíz de la pandemia, los usuarios han empezado a valorar en gran medida que hagan buen uso de los EPIs en el procedimiento de entrega del pedido.