Desde hace tiempo, el sector logístico afronta un pico de actividad estacional a escala global durante el último trimestre de cada ejercicio asociado al incremento de las ventas que se producen con motivo de las navidades y diversas citas específicas del comercio electrónico.

Para dar servicio en un marco que este ejercicio también se prevé expansivo pese a la crisis sanitaria desatada por la covid-19, los operadores de todo el mundo refuerzan plantillas y equipos para adaptar sus servicios al incremento de la demanda.

Esta circunstancia se da en prácticamente todos los segmentos de actividad logística y este ejercicio se está dejando notar especialmente en el ámbito de la carga aérea, por mor de un comercio electrónico cada vez más globalizado y sometido a las presiones de unos tiempos de entrega que se acortan para atender unos hábitos de consumo en una profunda transformación.

Además, la práctica desaparición de los vuelos internacionales de pasajeros a causa de la pandemia ha aumentado la oferta de flotas de aviones disponibles, merced a la transformación temporal de estos aviones en aeronaves de carga, algo que se refleja también en una contención de los precios de los servicios para el transporte aéreo de mercancía.

Dentro de este contexto, Dachser ha recuperado para esta temporada los vuelos charter entre Asia y Europa, con la ruta  entre Frankfurt y Shanghai una vez por semana, al detectar que la producción se está recuperando gradualmente y la demanda de transporte aéreo aumenta mes a mes.

Así mismo, en paralelo, DSV ha añadido una nueva conexión entre Bélgica y Nueva York dos veces por semana, así como otro vuelo charter entre Luxemburgo y Huntsville, en el estado de Alabama, también con dos vuelos semanales.