Best nuevo servicio Barcelona Lyon

La conexión alcanzaría su máximo potencial al terminar las infraestructuras programadas en Francia y España.

La conexión ferroviaria entre Barcelona y París en 2025 podría generar ahorros en los costes de transporte de más de un 25% y un ahorro de 2 millones de toneladas en la emisiones de gases de efecto invernadero, de acuerdo con las conclusiones de la conferencia organizada por Ferrmed sobre dicha conexión transpirenaica en París.

El tráfico ferroviario en dicha conexión alcanzaría su máximo potencial cuando estén terminadas las principales obras de infraestructura programadas en Francia y España. Entre ellas la circunvalación este de Lyon y la nueva línea Montpelier-Perpiñán, con un coste total de más de 5.000 millones de euros y actualmente en discusión en la Asamblea Nacional francesa. Así como la conversión al ancho de vía internacional de las líneas convencionales desde Barcelona a Portbou, y la finalización de la nueva estación de Barcelona La Sagrera.

Las mayores dificultades se encuentran en el paso de trenes de mercancías a través de las grandes aglomeraciones urbanas, como es el caso de París, Lyon y Barcelona; la falta de conexiones adecuadas entre terminales, puertos y aeropuertos y los cuellos de botella actuales y potenciales.

Ferrmed ha instado al gobierno francés y español a tomar medidas a corto y medio plazo para la consecución de esta línea ferroviaria con el fin de cumplir los objetivos medio ambientales del Libro Blanco de la CE y para evitar los graves problemas de saturación en el transporte terrestre, tanto por carretera como por ferrocarril.